Cada vez son más los propietarios de mascotas preocupados por la conducta de sus animales. El comportamiento de los gatos siempre ha sido un enigma para todos, propietarios y veterinarios, pero cada vez sabemos más sobre etología felina y tenemos más herramientas diagnósticas para comprender el por qué de determinadas maneras de comportarse.

Uno de los problemas de comportamiento más frecuentes en los gatos son los problemas relacionados con la conducta de eliminación, afectando tanto a la conducta de micción como a la conducta de defecación. En este artículo hablaremos exclusivamente de la micción fuera de la bandeja, también llamada periuria o micción inadecuada.

Ante este tipo de problemas lo primero que debe hacer el clínico es tipificar la conducta problemática. La micción inadecuada de un gato puede ir acompañada o no de poliuria, oliguria, disuria, estranguria o incluso hematuria. Resulta importante identificar todos los signos relacionados con la micción para llegar a un diagnóstico certero.

Este comportamiento puede tener diferentes causas que pueden dividirse en 3 grupos: 

  • Causa orgánica.
  • Los gatos pueden marcar por una causa sexual o por estrés.
  • Problemas relacionados con la bandeja.

El siguiente paso sería descartar aquellas alteraciones orgánicas que pueden justificar la conducta problemática. En relación a los problemas de micción en el gato el diagnóstico diferencial debe contemplar al menos el FLUTD, la cistitis idiopática felina y dolor osteoarticular, pudiendo barajarse otras opciones en función de los datos recogidos en la anamnesis.

La altura de los bordes, la longitud, si está cubierta o no, el tipo de arena (arcilla o sílice), si es aglomerante o no, si es perfumada o no, la limpieza de la misma, así como la localización  son algunos de los factores determinantes que pueden afectar a la preferencia del felino por su lugar de eliminación.

Con todo, cabe concluir en las diversas causas que puede tener la periuria, en la importancia de un correcto diagnóstico y en lo imprescindible que resulta descartar una posible causa orgánica antes de hacer cualquier recomendación o pautar un tratamiento.

Daniel Ferreiro Cases

Servicio de Medicina del Comportamiento

GUADIAMAR Servicios Veterinarios de Referencia